Martes, 30 Abril 2013 10:12

Documento del Partido Justicialista: La ética es una responsabilidad de todos y la Justicia un patrimonio del Pueblo

El Consejo Nacional del Partido Justicialista convoca a la construcción de una ética profunda de la sociedad desde una cosmovisión que nos incluya a todos y que nos haga responsables a todos de la custodia ineludible de los valores democráticos y republicanos para que verdaderamente seamos capaces de construir un poder judicial auténticamente independiente de las corporaciones y al servicio del pueblo de la nación argentina.

Nuestra presidenta ha propuesto a la sociedad y al honorable congreso de la nación un conjunto de normas que aportan hacia la democratización de la justicia como derrotero de cambio para mejorar la acción de la misma.

Además de los seis proyectos de leyes enviados, impulsó la unificación de los códigos civil y comercial, la modificación del código penal y la actualización de los códigos procesales. los cambios propuestos son verdaderamente profundos y persiguen poner al poder judicial a la altura de la exigencia de estos tiempos, pues todos sabemos que los otros poderes han cambiado pero la justicia no los ha acompañado en las transformaciones.

Estos proyectos de mejora del servicio de la justicia enfrentan la acción premeditada y alevosa de grupos económicos y mediáticos concentrados para instaurar un clima destitúyete y de violencia en la república argentina.

Tales acciones merecen, no solamente una réplica de nuestro partido de gobierno, sino muy especialmente un llamado a la reflexión y a una convocatoria abierta y democrática al pueblo argentino para defender nuestros derechos y conquistas sociales frente a los ataques arteros de quienes pretenden destruir los cimientos fundacionales de un modelo económico autónomo e independiente que ha sido capaz de garantizar crecimiento económico con equidad social.

Se trata de que todos los partidos políticos defiendan la convivencia y el diálogo actuando con respeto a las instituciones y el periodismo se ejerza con responsabilidad.

No es producto de la casualidad la exacerbación de movilizaciones "supuestamente espontáneas" inducidas por una cadena sistemática de destrucción, odio y desesperanza pretendiendo afectar la credibilidad de las instituciones y en el sistema de confianza recíproca que es preciso construir y preservar en las relaciones directas entre el gobierno democrático y elegido por la voluntad popular y la ciudadanía que se expresa libremente.

No es producto de la casualidad las acciones deliberadas de estos grupos concentrados que históricamente han cooptado el poder judicial para defender sus propios intereses, pues sus abogados forman parte de grandes estudios jurídicos nacionales e internacionales que a su vez poseen influencia directa en las asociaciones que representan sus respectivos intereses y que se expresan en la composición del consejo de la magistratura.

No es producto de ninguna casualidad que el poder judicial jamás pueda avanzar en investigaciones contra estos grupos de poder, sea de lavado de dinero o sea de maniobras fraudulentas en materia impositiva o previsional.

No es producto de la casualidad que promuevan medidas cautelares y demás artilugios jurídicos invocando la afectación del "derecho a la propiedad" para impedir la aplicación de leyes aprobadas por el congreso de la nación, como por ejemplo, la ley de servicios de comunicación audiovisual.

No es casualidad que invoquen en sus editoriales la necesidad de mejorar "la calidad institucional", "la falta de seguridad jurídica", "la falta de respeto a la propiedad privada", o "la afectación del clima de inversiones" cuando se trata de promover medidas de carácter general para defender el interés público o defender el patrimonio del estado en desmedro de intereses particulares cuya voracidad perjudica a la gran mayoría de nuestro pueblo.

No es casualidad que sean estos "profetas del odio" como decía el gran arturo jauretche los que induzcan a la violencia contra periodistas que no piensan como ellos, o militantes democráticos como quien desde un partido como el pro pretendieron salvaguardar la defensa de las instituciones democráticas.

No es casualidad que promuevan todo el tiempo largas exposiciones en sus respectivas radios, diarios y televisión de aire y programas de cable de serviles a sus intereses bajo el mote de "periodistas o políticos prestigiosos" que solamente tienen interés en acrecentar sus respectivos patrimonios a expensas de la gran mayoría de nuestro pueblo.

No es casualidad que sean los vertebradores formales e informales de la entelequia opositora que implica un rejunte de políticos frustrados, decadentes y con una vocación de trabajo tan nimia que el pueblo para verlos en acción necesita de una lupa.

No es casualidad que defiendan a los "fondos buitres".

No es casualidad que quieran que a la economía les vaya mal para que nuestro pueblo sufra.

No es casualidad que inventen causas judiciales en esta inmensa maquinaria de desprestigio latente para provocar debilitamiento e inducir al caos y a la anarquía.

nuestro Movimiento Nacional Justicialista pretende reafirmar categóricamente el respaldo a nuestra presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner, en el marco de las iniciativas para democratizar el poder judicial y advertimos una estrategia deliberada para vulnerar la voluntad popular a través de medidas cautelares que impidan la efectiva aplicación de las leyes votadas democráticamente por el congreso de la nación como ya lo hicieron con la ley de servicios de comunicación audiovisual.

Nosotros creemos que las iniciativas de propiciar la declaración jurada de los jueces, la creación de cámaras de casación, la elección democrática y popular de parte de los representantes de los miembros del consejo de la magistratura constituyen avances cualitativos extraordinarios, conjuntamente con la regulación en la aplicación de las medidas cautelares salvaguardando el legítimo derecho de los sectores más pobres y vulnerables de nuestro pueblo.

Así como alguna vez se instauró el fin de la esclavitud, el pleno ejercicio de derechos civiles y políticos, el voto femenino y el acrecentamiento del ejercicio pleno de los derechos sociales para terminar con la explotación humana, hoy es preciso ampliar estos derechos y garantías al pueblo argentino para que sepa acabadamente quien representa a cada cual en esta genuina representación de intereses.

Por todo esto, ejercemos la defensa de los cambios que propulsamos, reclamamos al resto de los partidos respeto y defensa de las instituciones y al periodismo que transparente los intereses que defienden y ejerzan su profesión con responsabilidad social.

Por último, el consejo nacional del Partido Justicialista quiere transmitir a los trabajadores nuestras cálidas salutaciones por la celebración de su día, el próximo primero de mayo. Expresamos nuestro reconocimiento por el esfuerzo de 10 años de trabajo fecundo, en el marco de la creación de oportunidades para más de 5 millones de trabajadores.